Mali: la lucha de la APSEF contra la práctica de la escisión

 

2016 10 Nana Thiam

La APSEF – Asociación para la Promoción de los Derechos y el Bienestar del Niño y la Familia – tiene como objetivo de promover y defender los derechos de las mujeres y de los niños en Mali, sobretodo luchando contra las mutilaciones genitales femeninas, el matrimonio infantil y los usos tradiciones que perjudican a las mujeres. Nana Thiam, representante de la APSEF, nos comparte sobre esta asociación y las acciones llevadas a cabo en Mali.


AEDH: Cuál es la situación de los derechos de la mujer en Mali?

Nana Thiam: Mali es una sociedad basada en las creencias religiosas y tradicionales con muchos estereotipos y prejuicios hacia las mujeres. La imagen de una verdadera mujer para nosotros es la de una mujer sometida, en el hogar y dedicada a sus hijos. Las mujeres participan poco en las instancias de toma de decisiones, incluso si las decisiones las conciernen. En ciertas localidades, para que una mujer vaya a recibir atención médica o venda o compre sus propios bienes, necesita la autorización de su marido.

Las mujeres se encuentran sometidas a prácticas degradantes, como la práctica de la escisión, el matrimonio infantil (de acuerdo a un estudio de EDSM-V de 2006, el 66 % de las mujeres fueron casadas entre 12 y 15 años) y las violencias conyugales. La práctica de la escisión en Mali afecta al 85 % de las mujeres, y muchas razones justifican esta práctica. Para algunos, una mujer a quien no se le realizo una escisión es una mujer insaciable, que no puede controlar su sexualidad. También hay razones culturales: el clítoris es, por ejemplo, considerado como un órgano maléfico que trae mala suerte. La escisión es igualmente vista como un medio de purificación, ya que hay una gran confusión entre la tradición y la religión: para muchos religiosos, la escisión es una obligación impuesta por el islam.

Antes, la escisión se practicaba en jóvenes de 15 años. Era una manera de transmitir conocimiento y de permitirles que se vuelvan mejores futuras esposas. Pero ahora, la edad ha cambiado y la escisión es practicada en niñas de menos de un año.

AEDH : Como fue creada la APSEF?

N.T.: La APSEF fue creada basándose en lo vivido. Antes mismo de la creación de la APSEF, ya llevábamos a cabo actividades de sensibilización y de acompañamiento de las jóvenes de los vecindarios. Algunos de nosotros hospedábamos jóvenes que venían de pueblos para continuar sus estudios en las ciudades grandes. Es a partir de estas realidades y dificultades que decidimos asociarnos, para impulsar un cambio en las mentalidades y mejorar la vida de las generaciones futuras.

AEDH : Cuales son las misiones principales de la APSEF?

N.T.: Nuestra misión principal es de contribuir a construir una sociedad justa y equitativa en la cual todos los individuos gocen de sus derechos. Obramos en particular para la promoción del derecho a la salud, a la educación y al bienestar, y para la mejoría de las condiciones de vida de los más vulnerables, para que las mujeres y las jóvenes sean actrices de su propio desarrollo.

AEDH : Cuales son los resultados concretos directamente relacionados a sus acciones?

N.T.: En nuestras zonas de intervención, hemos podido constatar varios resultados:
- La apertura de la discusión alrededor de la temática de la escisión y de la sexualidad, temas que antes eran tabú;
- La creación de comités pueblerinos con los jefes de los pueblos y la conclusión de una convención de declaración de abandono de las prácticas de escisión en 45 pueblos;
- La reducción de la taza de matrimonio infantil;
- El aumento de la tasa de escolarización de las jóvenes.

AEDH : De qué naturaleza fue el apoyo brindado por AEDH y qué les permitio lograr?

N.T.: AEDH nos ha aportado apoyo técnico y financiero desde hace más de 10 años y nos ha ayudado en la realización de nuestras actividades y objetivos. Con AEDH, estamos actualmente trabajando en 10 pueblos en la región de Ségou en un proyecto de promoción y protección de la mujer y del niño. Entre estos 10 pueblos, 5 han ya firmado la convención de declaración de abandono de la práctica de la escisión y de otras prácticas perjudicables para las mujeres.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn