Virginie Mounkoro : luchar contra la escisión en Mali

 

Virginie Mounkoro

En 2007 AEDH inició una colaboración con la asociación APSEF. Su Presidenta, Virginie Mounkoro, nos explica las acciones que su organización lleva a cabo para luchar contra la escisión, una práctica aún muy extendida en Mali.

Cuáles son los objetivos de su asociación?

Virginie Mounkoro: el objetivo de APSEF es de contribuir a la promoción de los derechos y el bienestar de la mujer, del niño y de la familia, así como de obrar a una sociedad más justa. Las principales acciones que llevamos a cabo actualmente son un proyecto de lucha en contra de la escisión, un proyecto de promoción de los derechos de las mujeres minusválidas y un proyecto para proteger y defender los derechos de las jóvenes que abandonan el ámbito rural para venir a trabajar en la ciudad.

La APSEF es una asociación joven pero con un equipo experimentado, lo que permite obtener resultados, entre otros en el campo de la lucha contra la escisión.

Ha constatado una evolución en Mali en relación con la práctica de la escisión?

VM: La tasa de escisión permanece elevada: se estima al 84% de las niñas entre 0 y 14 años que se ven afectadas. La publicación del nuevo Código de la Familia en 2009 no ha mejorado la situación de las mujeres. Sin embargo, se asiste a una evolución en la lucha contra la práctica de la escisión, incluso si el Mali permanece, infelizmente, como uno de los países que no ha legislado aún sobre el tema de las MGF (Nota: Mutilaciones Genitales Femeninas). Hace diez años, el contexto era muy hostil. Ahora las poblaciones están más dispuestas a abordar la cuestión y cada vez más víctimas de MGF aceptan de dar su testimonio a cara descubierta.

Qué resultados la APSEF logra obtener en su lucha contra la práctica de la escisión?

VM: Sobre los 66 pueblos en los que la APSEF ha trabajado desde su creación, 29 han renunciado a la práctica de la escisión. Se tiene una nueva mirada en relación al estatuto de la mujer en los pueblos cubiertos por nuestras acciones. Se constata un mayor respeto de los derechos fundamentales de las mujeres y de los niños, entre otros del derecho a la educación, la participación, el estado civil, el acceso a la salud…Al principio, AEDH nos ha apoyado para desarrollar acciones en la comuna de Koula. Luego de tres años, las mentalidades en relación con la práctica de la escisión habían evolucionado muy positivamente en esta comuna, así que hemos empezado a trabajar en la comuna de Simbala, situada a cerca de 350 kilómetros de Bamako. Intervenimos en 10 pueblos gracias al apoyo de AEDH.

Cómo la APSEF logra convencer a las poblaciones de renunciar a la escisión?

VM: Para lograr erradicar la escisión, nuestra estrategia es esencialmente la educación al cambio gracias a la difusión de la información. Las comunidades de los pueblos ignoran las consecuencias de las MGF. APSEF busca llevarlas a analizar las razones de estas prácticas, a encontrar ellos mismos soluciones y organizarse en torno a estas soluciones.

Hemos optado estratégicamente por poner el énfasis en los derechos reproductivos y sexuales ya que es importante entablar la discusión de la escisión bajo el ángulo de la salud pero es necesario entender que la escisión afecta la sexualidad, la reproducción pero también el derecho a la integridad física, al desarrollo personal.

Durante el primer año de nuestro proyecto, definimos los actores a los que apuntar: esencialmente los responsables de la municipalidad y de las comunidades, las mujeres que practican la escisión y los líderes religiosos. Desde entonces, hemos constatado que quedan otras personas a las que dirigirse. Los jóvenes y los hombres estaban hasta la fecha poco tocados por las acciones que llevamos a cabo. Hemos decidido implementar una capacitación para los trabajadores de las fábricas de Simbala. Estas fábricas, que emplean entre 5000 y 6000 personas, fueron escogidas porque, en cada familia de la comuna, hay por lo menos una persona que trabaja en dichas fábricas. Con la sensibilización, estos trabajadores se transformarán en enlaces con el resto de la población para lograr la erradicación de la escisión en las comunidades. Apuntamos también a los artistas locales. Se verán animados a concebir poemas y canciones sobre este tema que serán grabados y difundidos en la región. Los artistas son excelentes para servir de enlaces para la difusión de los mensajes para con las poblaciones, en particular los jóvenes.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn