Ekaterina Veleva : Impulsar la movilización contra el tráfico de seres humanos

 

Ekaterina Veleva

La Fundación Pulse – que colabora con AEDH desde 2007 – está comprometida en Bulgaria con la lucha contra el tráfico de personas y la defensa de las mujeres víctimas del tráfico. En esta entrevista, Ekaterina Veleva, presidente de la Fundación Pulse, nos presenta los objetivos y las acciones de su organización.

Puede recordarnos como nació la Fundación Pulse?

Ekaterina Veleva: La Fundación Pulse fue creada a la iniciativa de tres mujeres búlgaras, Tatiana Arsova, Yana Katsarova y yo. Éramos terapeutas y comprometidas como voluntarias en una asociación de defensa de los derechos de las mujeres, en Sofía, la capital de Bulgaria. Nos dimos cuenta de que gran parte de las llamadas telefónicas que recibimos provenían de mujeres que vivían en la ciudad de Pernik. Es lo que nos llevó a crear en 1999 nuestra propia organización en Pernik, con la misión de construir una sociedad basada en la no violencia y la igualdad de género.

Porque la ciudad de Pernik es un lugar de acción estratégico para Pulse?

EK: Por una parte, Pernik se encuentra en la ruta del tráfico de personas hacia Grecia. Por otra parte, es una ciudad industrial, construida durante el periodo socialista, donde hay mucha gente sin empleo y esto a pesar del desarrollo económico de la ciudad. Desde su adhesión a la Unión europea en 2007 y la apertura de sus fronteras, Bulgaria debe enfrentar una fuga de cerebros y flujos migratorios ilegales.

Cuáles son las principales actividades llevadas a cabo por Pulse?

EK: Nuestras acciones se focalizan principalmente en la prevención y la lucha contra las violencias domésticas en contra de las mujeres y de los niños y contra el tráfico de seres humanos. En el marco de nuestro programa de rehabilitación de las víctimas de las violencias y del tráfico, hemos implementado a partir del 2010, un Centro de Acogida donde se desarrollan varias actividades: mediación social, trabajo con las familias de las víctimas, diagnóstico de las enfermedades transmitidas sexualmente, asistencia jurídica… En 2013, hemos albergado unas 20 mujeres. Actualmente organizamos acciones de prevención en relación con el tema del tráfico en las escuelas de la región de Pernik. Voluntarios de la Casa de los Jóvenes « Let’s be friend » están también asociados a estas acciones destinadas a sensibilizar a más de 1000 estudiantes.

Cuáles son sus colaboradores y apoyos financieros?

EK: Existen 5 organizaciones que trabajan en la problemática del trato de las personas en la región de Pernik pero sólo la Fundación Pulse y « Animous », la mayor asociación de la región, tienen la capacidad de acoger y alojar a las víctimas. Trabajamos a menudo juntos. Colaboramos también con varios centros de acogida en Eslovaquia y en Alemania, en Fráncfort.

Estamos apoyados, entre otros, por la Fundación OAK para la ayuda a niños víctimas de abusos sexuales y por la Comisión Europea para un proyecto centrado en el intercambio de informaciones y prácticas entre actores que trabajan en nuestro ámbito, así como por los Ministerios búlgaros de la Justicia y de la Salud y por el Fondo Mundial para las Mujeres. Entre nuestros apoyos financieros, él de AEDH es esencial en la medida donde permite proporcionar una asistencia de calidad a las víctimas tomadas a cargo por nuestra asociación.

Hoy, cual es el desafío más importante y los principales obstáculos a los cuales Pulse esta confrontada?

EK: Nuestra principal desafío es de ofrecer la ayuda la más apropiada y profesional posible a las mujeres víctimas de violencias y del tráfico. El disfuncionamiento del sistema judicial constituye el obstáculo mayor: los casos de condenaciones pronunciadas en contra de los organizadores del tráfico de personas permanecen escasos en Bulgaria. Además, a pesar de la existencia de una ley de 2005 relativa a las víctimas de violencias domésticas, sufrimos de una verdadera ausencia de política social nacional para la protección de las víctimas y de los testigos. Es por eso que la Fundación Pulse se moviliza hoy para que Bulgaria ratifique la Convención de Estambul sobre la prevención y la lucha contra la violencia en contra de las mujeres y la violencia doméstica.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn