Israel : Cada día, más cinismo en la violation de derechos humanos

201703 israel

En enero 2017, dos miembros de la Fundación para los Derechos Humanos (FDH), colaborador de AEDH, se reunieron en Jerusalem con asociaciones de defensa de los derechos humanos con las cuales AEDH y la FDH trabajan. En este país destruido por las disensiones entre judíos y palestinos, estas organizaciones luchan sin descanso para el respeto de los derechos fundamentales, muchas veces violados por el Estado. Gérard Ligier y Jean-Pierre Aldeguer, miembros de la FDH, nos cuentan sobre la situación.

"¿Como contar sobre esta misión en algunas frases? Hay que hablar del cinismo del Estado de Israel que viola las leyes y se burla de los principios internacionales? Lo hemos visto con la asociación Jahalin Solidarity, en la manera en que los beduinos son desplazados a los alrededores de Jerusalem: cortes de agua, intimidaciones de la policía y de los colonialistas extremistas, prohibición de acceder a los mercados urbanos…. Sin hablar de la destrucción de una escuela financiada por la cooperación internacional. Lo hemos visto también a través de la expropiación en Jerusalem y el derecho de construcción que privilegia a los israelitas. Un cinismo creciente, apoyado por la política del presidente americano Donald Trump.

¿Es necesario mencionar todas las formas de violaciones de derechos de los palestinos, que resisten pacíficamente y legalmente, como las mujeres palestinas prisioneras defendidas y apoyas por WOFPP - Organización de Mujeres para las Prisioneras Políticas? Cerca de 140 personas, principalmente activistas del Consejo Legislativo Palestino, fueron encarcerados el año pasado y tratados indignamente (intimidaciones, acoso sexual durante las interrogaciones, acceso a cuidados medicos rechazado, rechazo del derecho de madre de quedarse con sus niños jóvenes, prohibición de visitas…).

¿Es necesario compartir los temores de los activistas que encontramos, israelitas y palestino, sobre la manera en la cual las discriminaciones se instalan (“somos un país en vías de apartheid”), sobre las presionas a las cuales son sometidos (infiltración de asociaciones por grupos extremistas, dirigentes asociativos amenazados)?

Frente a estas preguntas, tenemos dos certezas: continuar a denunciar estas violaciones cotidianas de derechos fundamental, mucha veces consideradas como no prioritarias en la actualidad y fortalecer el apoyo a las acciones de activismo, a la defensa de los derechos y a la promoción de una cultura de la paz, llevadas a cabo por las coaliciones de israelitas y de Palestinos."

 Jean-Pierre Aldeguer

 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn