Nuestro Fondo de emergencia

fonds urgence defenseurs danger

Desde 1999, AEDH ha establecido un fondo de emergencia para los defensores de los derechos humanos en peligro.

Este dispositivo está especialmente dedicado a la protección de los defensores y permite responder rápidamente y eficazmente a petición de ayuda cuando se sienten amenazados o perseguidos.

Jairo Méndez, ex sindicalista de Colombia, llegó a Francia con el apoyo del Fondo de emergencia en 2011. Ahora vive en Lyon y es voluntario y miembro de la AEDH. Nos habla de su trayectoria y de su compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores colombianos:

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Métodos de intervención

Los métodos de intervención varían dependiendo del contexto local, del grado de peligro y de las peticiones formuladas por las personas afectadas.

Pueden consistir en:

  • una ayuda inicialmente para los militantes que han sido amenazados de detención arbitraria, secuestro u homicidio, que no tienen otro remedio que salir rápidamente de su país o de su región de origen;

  • una ayuda social y una asistencia para la instalación en el país o la región de acogida para los militantes que lograron huir de la zona de peligro;

  • una asistencia jurídica, particularmente en los casos de detención arbitraria o de procesamientos infundados;

  • una asistencia médica en los casos de violencia, malos tratos o tortura;

  • una intervención para promover ante las autoridades responsables de la amenaza, la garantía de la seguridad del defensor.

Los informes anuales del Fondo de emergencia están disponibles en línea.

Para entender mejor el funcionamiento del Fondo de emergencia, una infografía está disponible:

FU ES imageintro

Ejemplo de apoyo a un defensor

defense droits homme nermie lapatis

Nermie Lapatis pertenece a la tribu Matigsalug, población indígena de Mindanao. Trabaja con la asociación Kasama-Bukidnon que defiende los derechos de los pequeños agricultores, especialmente ante las grandes empresas mineras.

El 5 de febrero de 2014, mientras ella iba en coche a una reunión de una comunidad agrícola, con el presidente de la asociación Julieto Lauron, unos hombres armados en una motocicleta atacaron el vehículo. Mataron a Julieto e hirieron de gravedad a Nermie antes de huir. Esta agresión forma parte de una larga lista de asesinatos de activistas que luchan por el reconocimiento de los derechos de los agricultores y de las comunidades indígenas en las Filipinas.

El Fondo de emergencia intervino para cubrir los gastos médicos de Nermie y le otorgó una ayuda de subsistencia de tres meses para permitir su reubicación temporal con su familia en una provincia vecina. Ahora está recuperada y vuelve a ocupar sus funciones en su asociación asumiendo un papel activo en una campaña de defensa frente a los ataques contra los defensores de los derechos humanos en la región. Se han realizado sobre este tema un libro y un documental que incluyen el testimonio de Nermie Lapatis.