Descubre nuestros colaboradores a través del mundo.

Africa ESAsia ESEuropa ESAmericaLatina ESMedioOriente ES

Apoyo al CLDH

CLDH

En el Líbano, la situación penitenciaria es preocupante. En 2016, las autoridades libanesas indicaban frente al Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, una tasa de sobrepoblación carcelaria de 300%.

CLDH

En el Líbano, la situación penitenciaria es preocupante. En 2016, las autoridades libanesas indicaban frente al Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, una tasa de sobrepoblación carcelaria de 300%.

En un informe publicado en 2013, el Centro Libanés para los Derechos Humanos (CLDH) estimó que el 67% de detenidos eran víctimas de tortura y de trato inhumano durante su encarcelamiento. Si bien ha ratificado la Convención contra la tortura y su Protocolo facultativo, el Líbano no siempre respeta sus compromisos internacionales: sus fuerzas de seguridad siguen recurriendo a la tortura como método de investigación.

En un tal contexto, algunos detenidos, entre los cuales refugiados sirios y trabajadores migrantes, son particularmente vulnerables y no tienen poco acceso a la asistencia legal. Un acuerdo entre las fuerzas de seguridad estipula que todo extranjero detenido en el país podrá ser liberado únicamente a través de la Seguridad General, a cargo de la inmigración, cuyo centro de retención se encuentra totalmente saturado. Cientos de personas se encuentran detenidas por causas administrativas al margen de todo proceso judicial. Los extranjeros que siguen detenidos después de la expiración de su pena representan el 35% de la población carcelaria libanesa.

En respuesta a esta situación, AEDH apoya, junto con la Organización internacional de la Francófona, las acciones llevadas a cabo por el CLDH de asistencia a los detenidos en situación de vulnerabilidad y de defensa a favor de los derechos de los detenidos.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn