Red Francia Colombia : la lucha por las libertades fundamentales

FranceColombie

Soraya es la secretaria general de la asociación colombiana FCSPP (Fundación de Comités de Solidaridad para los Prisioneros Políticos) creada en 1973 y una de las más antiguas del país. Sus acciones se enfocan en la defensa de los derechos humanos a través de un acompañamiento jurídico y asistencia a las víctimas y sus familias, un apoyo a las personas detenidas. Su sede se encuentra en el Comité Nacional de Seguridad (www.comitedesolidaridad.com). Antiguo miembro de Sembrar, organización colaboradora de AEDH, Soraya nos reporta la situación de inseguridad que reina para los defensores de derechos humanos en Colombia y, de manera general, sobre la incertidumbre generada por el proceso de paz.

Desde hace un año, cerca de 170 personas, líderes de la lucha local, sindical y paisana, han sido asesinadas. Esta cifra es preocupante, puesto que con el retiro de la FARC de las zonas que controlaban, los paramilitares apoyados por algunos propietarios agrícolas se ganan poder en todo el territorio. Estos disponen de una gran libertad de acción debido a su relación con la policía o el ejército colombiano. Esto resulta en la debilidad de los medios empleados  para preservar la seguridad de los activistas que luchan por la paz y en la ausencia de iniciativas para esclarecer los asesinatos y para encontrar a los culpables.

El lunes 12 de junio, la FCSPP organizó una jornada nacional para los defensores de derechos humanos con una reagrupación masiva en Bogotá, frente a la sede nación del Ministerio de la Justicia para exigir más garantías y medios para luchar contra el terrorismo.

Por otro lado, Soraya considera que el Estado busca sofocar las manifestaciones para la defensa de la paz y la justicia en Colombia con una represión muy violenta. Recientemente, dos personas fallecieron durante estas manifestaciones. En cuanto al proceso de paz en curso, considera como límites actuales el tema del regreso al país de activistas exiliados, al igual que la necesidad de conocer la verdad sobre la desaparición de 58 000 personas desde 1980, muchas de las cuales han fallecido.

La lucha contra la violencia y la corrupción, la protección de las personas y el establecimiento de espacios de intercambio democrático parecen ser medidas esenciales para garantizar estabilidad y confianza en el Estado y proseguir el proceso de paz.

Jean-Pierre Aldeguer

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn