"Religión, Negocios y derechos humanos " : comprendiendo el fenómeno religioso

20170906 057377A DBA 118

El 6 de septiembre, el Comité de Vietnam para la Defensa de los Derechos Humanos, colaborador de AEDH desde hace mucho tiempo, organizó una conferencia sobre “Religión, Negocios y Derechos humanos” en el Parlamento europeo que generó mucho interés.

Vietnam y la Unión Europea están a punto de firmar un acuerdo de libre comercio cuyo impacto en los derechos humanos no parece ser la prioridad ni de la Comisión Europea ni de Vietnam. Éste intensifica la represión contra la sociedad civil, a niveles absurdos. Este verano, bloggers y defensores de derechos humanos han sido severamente condenados – hasta 10 años de prisión – o detenido bajo el pretexto de “sabotaje”.

Cuando confrontamos la liberalización económica y los derechos humanos, enseguida aparece la imagen de la sociedad que viola los derechos humanos de obreros o contamina el ambiente. Sin embargo, la actividad de algunas empresas grandes, las cuales luego de las violencias de Charlottesville, se separaron de la administración Trump complaciente de la supremacía blanca, puede convertirse en otra cara del “negocio”, en la cual las empresas son promotoras de derechos humanos.

Este fue el enfoque de la conferencia “Religión, Negocio y derechos humanos” organizada por el Comité Vietnam para la defensa de los Derechos Humanos y EPRID (European Platform on Religious Intolerance and Discrimination) en el Parlamento Europea, en Bruselas, el 6 de septiembre de 2017. Recibida por el diputado europeo Ramon Tremosa y Balcells (Grupo ALDE), este evento reunió muchos intervinientes: el enviado especial para la promoción de la libertad de religión y de convicción afuera de la UE Ján Figel, Mme Merete Bilde del Servicio Europeo para la Acción Exterior, el presidente de la Fundación Libertad Religiosa y Negocio (EU) Brian Grim, el Profesor Michael Wakelin de la Universidad de Cambridge, M. Amarjit Singh, Socio de Ernst and Young (Reino Unido= y la Vice-Presidenta del Comité Vietnam, Penelope Faulkner. La libertad religiosa es crucial en un mundo cada vez más religioso (de acuerdo al PewResearch Centre, el 94% de la población global tiene una afiliación religiosa).

Sin embargo, la cuestión de la discriminación religiosa en las empresas es un ámbito nuevo y desatendido. En el Occidente secular y postmoderno, hemos olvidado lo que es vivir en la fe. Por consiguiente, cuando no sospechamos que los creyentes son fanáticos, muchas veces los  ignoramos o rechazamos. Esta incomprensión  es desafortunada para las relaciones con las culturas en las cuales la religión tiene otro rol que en el Occidente. En Vietnam, por ejemplo, la religión es una manera de vivir y de participar, y el Budismo vietnamés es un verdadero movimiento para la justicia social y, hoy en día, los derechos humanos y la democracia.

Contrariamente a lo que creemos, las empresas tienen interés de preocuparse por la libertad religiosa. Si se sienten aceptados en su plena diversidad (incluida religiosa), los empleados son más productivos y leales, y los consumidores más propensos a elegir las empresas que más respetan sus creencias. Todavía tienen que tener una política coherente sobre la religión y una comprensión de hecho religioso. No se trata de propagar la fe, sino de integrar lo mejor posible las personas de religiones diferentes. Es entonces esencial desarrollar un verdadero conocimiento del hecho religioso y una apertura de espíritu. Para esto, es crucial favorecer un dialogo entre las empresas y la sociedad civil. Esto fue el objetivo de la Conferencia organizada el 6 de septiembre pasado.

Vo Tran Nhat (Comité Vietnam pour la défense des Droits de l'Homme)

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Offres d'emploi

Nous recrutons un.e volontaire en service civique :

Formation et accompagnement en « stratégie associative » – Nord Kivu, RDC