Vietnam: el presidente del CVDDH lanza una alerta

 

2016 12 Vo Van Ai

Vo An Ai es un defensor de derechos humanos de Vietnam, periodista, historiador y poeta. Arrestado y torturado a los 11 años por su participación en un movimiento de independencia en Vietnam, es hoy presidente fundador del Comité Vietnamés para la Defensa de los Derechos Humanos (CVDDH). No ha dejado de participar en la defensa de la paz y de la democracia.

Nos alerta sobre la persistencia de las violaciones de derechos humanos perpetrados por el régimen comunista vietnamés.

AEDH : ¿Qué balance hace de la situación política y de los derechos humanos en Vietnam ?

Vo Van Ai : 2016 fue un año oscuro para los derechos humanos ! en enero, el 12vo Congreso del Partido Comunista Vietnamés colocó en el poder a miembros de la armada y de las fuerzas de seguridad. El presidente Trần Đại Quang (antiguo ministro de seguridad pública) anunció la tendencia: su prioridad es de combatir « las fuerzas hostiles y reaccionarias », es decir la disidencia, movilizando la armada, la policía y las fuerzas de seguridad. Al menos 20 miembros de la sociedad civil fueron arrestados en 2016. Lo que es realmente preocupante, es que el artículo 79 del Código Penal retoma sus servicios. Este articulo penaliza las “actividades que buscan derrocar la administración del pueblo” si distinguir entre actividades violentas y el simple ejercicio de libertades fundamentales. El gobierno invoca una situación supuestamente insurreccional afín de reprimir brutalmente a activistas pacíficos o defensores de derechos humanos.

AEDH : Vietnam se ha vuelto una económica con un fuerte crecimiento que ofrece numerosas perspectivas para las exportaciones europeas. Un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Vietnam se encuentra en fase de adopción. Según usted, ¿este acuerdo integra salvaguardias adecuadas en materia de defensa de derechos humanos?

V.V.A. : El acuerdo de libre comercio UE-Vietnam nos preocupa mucho. La Comisión europea no se preocupa para nada de los derechos humanos. Este acuerdo debería de haber sido precedido de un estudio de impacto sobre los derechos humanos que no tuvo lugar, lo cual fue denunciado por el mediador europeo luego de la demanda que interpusimos con la Federación Internacional de los Derechos Humanos. Pero la Comisión ignoró el dictamen del mediador y lo acusó de haber sobrepasado sus prerrogativas.

Los riesgos de la apertura de los mercados es una realidad, sobre todo para las poblaciones más vulnerables. En Vietnam, la mayoría de las PME son empresas familiares que no resistirán bajo la presión de la competencia, si no existen medidas de protección. La apertura del mercado tiene igualmente el riesgo de amenazar a los campesinos, regularmente desposeídos de sus tierras y sin recursos eficaces contra las injusticias.

AEDH : El gobierno continua un programa amplio de reforma legislativa. ¿Que visión tiene sobre estas reformas?

V.V.A. : A un lado de la represión brutal, Vietnam fortalece, con la más grande insolencia, su arsenal legislativo que « legaliza » aún más los poderes y practicas arbitrarias de las autoridades. Este año, se adoptó la ley modificada sobre los medios, la ley sobre el acceso a la información y, más recientemente en noviembre, la ley sobre las creencias y la religión que no parece satisfacer más que a la Oficina de Asuntos Religiosos, satisfecho de disponer de un instrumento para reprimir a aquellos que “abusan de la religión para amenazar los intereses del estado”. En cuanto al código penal, los artículos sobre la seguridad nacional, que sirven para reprimir toda crítica legitima, no fueron ni retirados ni modificados, si no es para extender su alcance a la “preparación” (incluso puramente intelectual) de supuestos atentados a la seguridad nacional. Hay entonces un fortalecimiento de los instrumentos represivos.

AEDH : ¿Cuáles son las dificultes a las cuales se enfrentan los vietnameses en lo que concierne a la libertad de expresión y de religión?

V.V.A : La libertad de expresión y de religión se encuentra vaciada de su contenido ya que su ejercicio se sujeta a los “abusos”. Quien sea que las haga valer, se arriesga a la prisión, acoso y brutalidad policial o se arriesga a verse privado de sus derechos sociales (pensión, seguridad social, acceso al trabajo o a la educación…), lo cual es una represión menos visible pero igualmente eficaz.

AEDH : ¿Cuál es la estrategia del CVDDH para apoyar a los defensores de derechos humanos independientes de Vietnam?
V.V.A. : Nuestra estrategia se basa en dos ejes. El primero, es de hacer jugar la presión internacional sobre Vietnam, trabajando con la ONU, la Unión Europea, los países democráticos y los medios. El segundo, es apoyar a los defensores en terreno proporcionándoles información y consejo sobre los derechos humanos y, en su caso, aportándoles un apoyo material. Nuestra colaboración con organizaciones como AEDH son, por lo tanto, cruciales.
 
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn