John Edmundson, presidente de AEDH, renuncia

 John

John Edmundson presentó su renuncia al puesto de presidente de Agir Ensemble pour les Droits de l’Homme durante la Asamblea General del pasado 9 de junio. Nos cuenta sus recuerdos sobre su experiencia dirigiendo la organización.

AEDH : En el boletín informativo de diciembre 2012, usted indica querer “encontrar un equilibrio entre varias necesidades : renovar el funcionamiento, continuar a trabajar con aquellos que defienden los derechos humanos en el terreno, hacer de AEDH una asociación que perdure”. ¿ Que conclusiones puede sacar ahora ?

Mi respuesta es matizada. Por supuesto, hemos continuado a trabajar con aquellas y aquellos que defienden los derechos humanos en el terreno : es nuestra razón de existir. Este año, hemos colaborado con 59 asociaciones en América Latina, África central, Asia del Sureste y en el Medio Oriente. A través de este trabajo, nos hemos concentrado en el acompañamiento técnico y el apoyo financiero.

Este cambio refleja no solamente la política de AEDH pero responde también a las necesidades de nuestros colaboradores en el terreno al igual que las exigencias de nuestros donantes.

Hemos también trabajado para un mejor funcionamiento interno con un enfoque colegial y consultivo : esencial para un pequeño equipo. Estos cambios están en curso.

¿ Vamos a perdurar ? Sin duda, sobre todo que este año fue el primero desde hace mucho que hemos tenido un balance positivo, hemos mejorado la situación financiera y, por ende, nuestra vision para el futuro inmediato. Pero no nos hagamos ilusiones: la búsqueda de fondos es un largo proceso, de construcción de redes, relaciones de confianza. Estos últimos 4 años, hemos establecido muchas colaboraciones financieras que debemos perpetuar.

AEDH : ¿ Cuales fueron los momentos culminantes de su mandato, sus principales satisfacciones ?

Los momentos culminantes siempre han sido las misiones en el terreno. En 2014, durante una visita al Sur Kivu (RDC), el encuentro con defensores que disponían de un local precario me marcó muchísimo.

El valor y la esperanza infalible de esas mujeres y hombres que arriesgan sus vidas diariamente para un futuro mejor, suscitan mi sincera admiración. Estamos en esos países para visitar de corto plazo y regresamos rápidamente. Estas personas no conocen otra cosa que las amenazas, la brutalidad y la muerta.

En Lyon, Bruselas y Londres, tuve el privilegio trabajar con muchas personas que comparten esa esperanza de hacer la vida más justa. Los colegas se vuelven amigos y eso no tiene precio.

Finalmente, cada vez que logramos obtener fondos para un proyecto, la satisfacción era tan grande porque aseguraba al mismo tiempo la continuidad para AEDH y valorizaba el trabajo del equipo.

AEDH : ¿ La asociación a conocido un período de transición durante su mandato. Cuales fueron, para usted, los nuevos desafíos para la organización ?

Los desafíos mayores son relativos al tamaño del equipo y la concentración geográfica. Una organización no puede ser estática. La dinámica establecida requiere un nuevo impulso !

Con 4 empleados, hemos logrado llevar adelante varios proyectos pero debemos tener los medios para garantizar su implementación y su éxito. En la estrategia 2017-2020, será necesario ampliar nuestro equipo, a por lo menos 7 empleados.

Por otro lado, nuestras zonas de intervención son focalizadas. Efectivamente, seria imposible intervenir de eficazmente en todos los continentes. Debemos decidir o concentrar nuestros esfuerzos, quizás fortaleciendo nuestro trabajo en América Latina, una región donde hemos estado mejor establecidos en el pasado. África central es nuestra “especialidad”. Debemos extendernos hacia el Este, el Norte. En cuanto a los derechos, hemos adoptado una postura : los derechos defendidos son aquellos que consideramos, nosotros y nuestros colaboradores, los más amenazados en el contexto local.

AEDH : Su mandato de presidente llega a su fin, como piensa continuar su compromiso con AEDH ?

Lo veo mas que nada como comenzó : como traductor y visitor ocasional al terreno, si mi salud me lo permite. AEDH me ha inspirado desde hace casi 15 años : es una asociación que continuaré se apoyar.

 

 

 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn