Balance del proyecto DECLIK

Conférence finale du projet DECLIK à Goma en octobre 2015Iniciado en noviembre 2012, el proyecto DECLIK (Desarrollar y apoyar las iniciativas de los Defensores de los Derechos Humanos en los Kivu) terminó a fin de octubre 2015. Este proyecto, llevado a cabo en colaboración con cinco organizaciones del Congo (Arche d’Alliance, ASADHO Beni, PAIF, SOPROP y UCPDHO), benefició de la ayuda de la Unión europea, de la Fundación NED y de la Embajada de Francia en la República del Congo.

La región Este de la RDC es víctima desde cerca de veinte años de una inestabilidad crónica cuyas principales víctimas son las poblaciones civiles que se ven confrontadas con importantes problemas de seguridad. Asesinatos, violaciones, arrestos y detenciones arbitrarias o extorsiones son comunes en un clima de casi impunidad tanto por parte de civiles como por miembros de grupos armados o ciertos representantes de las fuerzas armadas regulares (FARDC), de la Policíanacional o de las autoridades. En un contexto de este tipo, los defensores congoleses de los derechos humanos tienen un papel esencial – a pesar de las amenazas e intimidaciones de las que son víctimas – de denunciación de las violaciones de los derechos humanos, de asistencia a las víctimas y de lucha contra la impunidad.

            Consciente de la necesidad imperiosa de apoyar los esfuerzos de la sociedad civil a favor de la implementación de un Estado de Derechos, el proyecto DECLIK perseguía varios objetivos. Se trataba de fortalecer las competencias de los defensores de los derechos humanos; de movilizar y capacitar a nuevos defensores; de promover el trabajo en red entre organizaciones de la sociedad civil; de apoyar las acciones de cabildeo; de proporcionar una asistencia a las víctimas y protección a los defensores amenazados.

            Varias actividades fueron implementadas. Capacitaciones en gestión financiera, técnicas de cabildeo y protección-seguridad fueron organizadas para con las organizaciones colaboradoras. Estas han ellas mismas sensibilizado a miembros de asociaciones locales. Estos grupos más o menos formalizados han podido asegurar un censo de las exacciones perpetradas en sus territorios y alertar cuando habían casos de violaciones graves. Diez visitas de intercambio han permitido una consolidación de las colaboraciones entre asociaciones colaboradoras. Un informe publicado luego de dos misiones de investigación acerca de las condiciones de detención en las provincias del Norte y del Sur Kivu fue valorizado durante una misión de cabildeo en Europa. Once asociaciones locales emergentes obtuvieron un apoyo financiero para la implementación de acciones locales por el intermedio de un mecanismo de subvenciones « en cascada ». Finalmente, 92 víctimas de exacciones beneficiaron de una asistencia para facilitar sus trámites para con la justicia.

            En octubre del 2015, un encuentro final del proyecto ha tenido lugar en Goma en presencia de los cinco colaboradores y de AEDH. El conjunto de los colaboradores hace un balance positivo de la colaboración con AEDH. A pesar de un contexto de intervención difícil en los planos político, de seguridad y militar y las numerosas amenazas que pesan en los defensores de los derechos humanos. La mayoría de los objetivos del proyecto fueron alcanzados. Esta primera impresión se ve corroborada por una evaluación externa del proyecto realizada por un experto independiente que ha reconocido la pertinencia del enfoque colaborativo privilegiadopor AEDH.

            Alentadores en varios planos, los resultados del proyecto DECLIK son concretos. Los defensores de los derechos humanos son conscientes de los riesgos ligados a su seguridad y se han apropiado métodos de protección. Un mayor número de personas se involucra en forma eficiente en la defensa de los derechos humanos así como la implementación de mecanismos de vigilancia y alerta. El trabajo en red abre nuevas perspectivas de cooperación entre organizaciones locales.

A pesar de que sean satisfactorios, estos resultados son sin embargo todavía mínimos en comparación con la amplitud de las violaciones de los derechos cometidos en los Kivu y de la evolución inquietante de la situación política en la RDC. Al acercarse el plazo de las elecciones mayores (provinciales, legislativas y presidenciales), los defensores de los derechos humanos se ven amenazados de más estigmatización y represión por parte de las autoridades.

Estelle Phalempin
Voluntaria del servicio cívico

 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn